¿Qué tipo de carretilla elevadora debo alquilar?

Entre los diversos tipos de carretillas elevadoras que encontraremos en el mercado, es importante tener claro lo que necesitamos para nuestro alquiler de carretillas elevadoras. Entre las modalidades que podemos elegir, está el tipo de combustible, de gasolina, diésel, electricidad, o gas. Si vamos a usar nuestra maquinaria en interiores, por sus gases contaminantes de escape no están recomendadas las de gasolina o diésel.

Como vemos, el lugar de trabajo o la superficie donde usemos nuestros vehículos de alquiler de carretillas elevadoras va a ser determinante. Lo usual es que, mientras las carretillas elevadoras de suministro eléctrico han sido desarrolladas para el trabajo en una superficie lisa, seca y plana, las de gasolina, gas y diésel tienen mayor flexibilidad y capacidad de adaptación, y pueden utilizarse alternativamente en superficies planas o bien con irregularidades, bien sea en interior o en exterior. Si las irregularidades del terreno son muy pronunciadas, o hay pendientes, la mejor opción son las carretillas todo terreno 4×4 de motorización diésel. En la actualidad hay mucha variedad donde elegir, como es el caso de las carretillas Toyota.

La correcta maniobrabilidad

Otro factor a analizar es si la carretilla elevadora realizará sus labores en espacios cerrados reducidos, como es el caso de pasillos con estanterías, lotes de productos apilados, etc. Ello determinará el uso de máquinas con retráctil, contrapesadas, con apilador, etc.

La altura de trabajo a la elevaremos la carga, así como las dimensiones de puertas, contenedores, techos, etc., por donde deberá pasar nuestra maquinaria, también son variables a considerar.

El peso y el tamaño de las cargas

El rango de pesos que usaremos con nuestro alquiler de carretillas elevadoras también es otra variable que influirá en la carretilla que elijamos. No es preciso pagar mucho más por un modelo cuya capacidad no optimizaremos nunca, porque nuestro rango de pesos es diferente.

También la capacidad de carga influye, sobre todo en el caso del combustible. Si vamos a trabajar con cargas que superen las dos toneladas, es mejor elegir una carretilla elevadora térmica.

La opción de alquiler de carretillas elevadoras

En función de la necesidad que tengamos, el presupuesto disponible y el uso que vamos a dar a nuestra carretilla elevadora, tendremos que considerar que posiblemente no sea preciso adquirir la maquinaria, y podemos alquilarla. La opción del alquiler es interesante, porque se evita el desembolso inicial, y además se reducen los costes de mantenimiento y conservación, que suelen estar incluidos en los contratos de renting.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies