Seleccionar página

Tanto si optamos por la compra como por el alquiler de carretillas elevadoras, tenemos que pensar que los operarios que se ponen al mando de este tipo de vehículos están asumiendo un riesgo laboral, dadas las características de la carretilla elevadora y del tipo de trabajo que llevan a cabo, en especial si el peso de la carga que manejan se aproxima al máximo permitido. Hay que decir que en el alquiler de carretillas elevadoras es muy importante que la persona que está al mano del vehículo realice un buen uso de la misma. Eso significa que debe presentarse al lugar de trabajo en óptimas condiciones y realizar una conducción responsable, respetando las normas.

Muchos de los riesgos laborales que se derivan del uso de carretillas elevadoras tienen que ver con los fallos de mantenimiento, así como por el hecho de que las revisiones no se hayan realizado de la debida manera. Así pues, tanto si optamos por el alquiler de carretillas elevadoras como si tenemos una carretillas en régimen de propiedad, hay que vigilar mucho con los atropellos que en ocasiones tienen lugar en las naves y almacenes. Hay que evitar a toda costa que se produzcan choques y colisiones entre carretillas.

conductor carretilla elevadora

Hay que extremar las precauciones incluso en las carretillas de alquiler

Los choques en el almacén se pueden productir por fallos en los frenos o en los neumáticos y en los dispositivos de seguridad tanto acústicos como visuales. Es necesario revisar cada poco tiempo el estado del vehículo, más allás de que la carretilla elevadora sea de alquiler, ya que una simple revisión puede ayudarnos a detectar que algunas piezas están deterioradas y podemos sustituirlas a tiempo. Y es que a veces, por el uso, algunas piezas se desgastan, o se caen, o los sistemas de protección se deterioran.

Leer  Prevención en el almacenamiento con carretillas elevadoras de segunda mano

Uno de los mayores peligros que hay cuando manejamos una carretilla elevadora es que la carga esté mal colocada, o que trabajemos con sobrecarga y fallen todos los dispositivos de aviso y alarma. Cuando trabajamos con una carga que rebasa la capacidad máxima, estamos poniendo en riesgo la seguridad del operario que está al mando de la carretilla. La sobrecarga hace que se incremente el riesgo de vuelco, ya sea por fallos de los sistemas de elevación hidráulicos, por fallos en el anclaje, u otros motivos. Es importante que estemos pendiente del estado de nuestra carretilla elevadora de alquiler y que realicemos las comprobaciones necesarias antes de su uso.