Seleccionar página

Cada vez son más las empresas que optan por el alquiler de carretillas elevadoras a causa del gran número de ventajas que proporciona desde el punto de vista económico y operativo. El alquiler de carretillas elevadoras no libra al conductor ni a los propietarios de las empresas de almacenaje y transporte del cumplimiento escrupuloso de todas las normas y leyes de seguridad que están vigentes. Antes de asignar a un trabajador el vehículo en el que va a trabajar, debemos prestar atención a si el conductor cumple con todos los requisitos obligatorios.

Y es que aunque el vehículo no sea nuestro, y hayamos optado por el alquiler de carretillas elevadoras, la seguridad de nuestros trabajadores y la conducción responsable tienen que ser prioritarias. Hemos de pensar que en este tipo de trabajos el factor humano es el responsable de la mayoría de los accidentes, mucho más que el mal estado de la carretilla.
toyota forklifts

Edad y condiciones físicas son algunos de los requisitos fundamentales

El conductor de carretillas elevadoras de alquiler o de propiedad tiene que tener más de  18 años de edad, de acuerdo con lo que establece el Decreto nº 58-628 de 19.7.58. Además del requisito de la edad, el conductor de carretillas elevadoras tiene que pasar un examen médico cada año. En ese período el conductor no debe haber tenido enfermedades que le priven del manejo de carretillas elevadoras. Si el conductor sufre enfermedades crónicas como artrosis o hernia discal no podrá manejar la carretilla ya que no podría soportar las vibraciones.

Si el conductor de la carretilla elevadora de alquiler tiene amputado más de un dedo o tiene la capacidad de visión de ambos ojos de menos de 7 de 10, también será declarado no apto para manejar un vehículo de estas características. El daltonismo o los déficits en  el oído también penalizan al candidato a trabajar como conductor de carretillas elevadoras. Si el conductor no oye bien no podrá estar alerta a los ruidos o a los avisos acústicos o señales de alarma.

Leer  Renting de carretillas elevadoras

En todo caso, cabe recordar que además del responsable de la instalación, el propio conductor de la carretilla elevadora es responsable de su seguridad y de las situaciones que puedan derivarse de una mala conducción o de una mala actitud o comportamiento en el puesto de trabajo.