Seleccionar página

A la hora de decidir entre comprar o alquilar una carretilla elevadora debemos sopesar muchos condicionantes. En el mercado existen muchos fabricantes de carretillas elevadoras, que nos ofrecen multitud de modelos, cada uno con sus características y sus complementos. No existe un tipo de carretilla que sea el mejor para todos los tipos de trabajo que podemos realizar dentro de un almacén, por lo que conviene saber con antelación qué tipo de carga y peso vamos a transportar habitualmente para tomar la mejor decisión de compra.

En primer lugar deberemos elegir cuál es el régimen en el que queremos tener la carretilla elevadora. En función de nuestra situación económica y de las previsiones de trabajo, deberemos elegir entre tenerla en régimen de propiedad o bien alquilarla. Por otro lado, como en el resto de vehículos, existe el mercado de segunda mano, en el que en ocasiones podemos conseguir carretillas elevadoras usadas a un precio interesante.

Carretillas elevadoras de alquiler o de propiedad

Una pauta que es sumamente importante a la hora de escoger una carretilla elevadora es el tipo de motor que tiene. Así, podemos escoger entre una carretilla elevadora con motor diesel, una carretilla elevadora con motor eléctrico, una carretilla elevadora con motor de combustión interna accionado con gas natural comprimido o bien una carretilla elevadora con motor de combustión interna accionado con gas licuado de petróleo.

En función del lugar y del tipo de trabajo que vayamos a llevar a cabo, puede ser que nos convenga más un tipo de carretilla elevadora u otro. Así, por ejemplo, si vamos a usar la carretilla elevadora para trabajar fundamentalmente en espacios interiores, lo más conveniente sería optar por una carretilla con motor eléctrico. Para ello deberíamos tener instalados los puntos de recarga en algún lugar concreto y perfectamente acondicionado del almacén y organizar el trabajo de manera que pudiéramos planificar los tiempos de carga, haciéndolos compatibles con las horas de trabajo y las horas de descanso.

Leer  ¿Por qué escoger carretillas elevadoras de segunda mano o alquiler de tipo eléctrica?

Sin embargo, si básicamente vamos a estar trabajando en exteriores, tenemos más opciones a la hora de escoger el tipo de motor de la carretilla elevadora, ya que en la intemperie tanto podemos trabajar con carretillas elevadoras a motor como con carretillas elevadoras diesel. El hecho de que el lugar de trabajo sea plano o bien tenga desniveles también es un condicionante que tenemos que valorar a la hora de escoger un tipo de vehículo u otro.

El diseño y las dimensiones del almacén o del lugar por donde vamos a transitar con la carretilla elevadora también condicionan en gran medida el tipo de vehículo que más nos puede convenir. El espacio de maniobra de la carretilla es fundamental para decidir el tipo de configuración que vamos a necesitar en la carretilla elevadora. No es lo mismo trabajar en un espacio muy amplio, en el que tenemos todo el espacio para maniobrar, que en un espacio reducido, en el que los accesorios y la configuración tiene que ser muy específica.

Igualmente, un aspecto que determina de manera muy clara cuál es el tipo de carretilla elevadora que vamos a necesitar es el peso y el tamaño de las cargas que habitualmente tendremos que manipular. Es verdad que en ocasiones tenemos que transportar cargas que no son las que estamos habituados, pero por lo menos tenemos que tener el vehículo apropiado para el trabajo que vamos a realizar cada día. El peso de la carga determinará también el tipo de combustible para la carretilla elevadora.

Las dimensiones de la carretilla elevadora y del almacén

Además del peso, conviene tener en cuenta la altura de las estanterías en las que están ubicados los palets. Y no sólo hay que pensar en la altura actual, sino en la altura que eventualmente podemos tener que trabajar, en función del volumen de trabajo o de las expectativas de trabajo. Todas las carretillas elevadoras tienen un límite de altura a partir del cual no pueden levantar la carga, a partir del cual tendríamos que pensar en cambiar de carretilla elevadora o bien instalar un accesorio para permitir trabajar en otras condiciones.

Leer  Si conduces una carretilla elevadora no olvides...

Otras veces vemos que las limitaciones son más bien físicas, ya que los almacenes tienen unas dimensiones en las puertas y en los techos que no se pueden cambiar. Antes de comprar o alquilar una carretilla elevadora hay que comprobar que tiene las dimensiones apropiadas para trabajar en este espacio.

Antes de comprar una carretilla elevadora consulte a un especialista y trate de reunir todos los datos e informaciones que pueden ser útiles en su decisión de compra. En el mercado hay un gran número de fabricantes de carretillas elevadoras y de accesorios. Conviene trabajar con los fabricantes que ofrecen los mejores productos y el mejor servicio técnico.