Seleccionar página
En ocasiones, como usuarios de carretillas elevadoras, tenemos que realizar trabajos en los lugares más variopintos y en las condiciones más inesperadas. Todos nos hemos visto en situaciones fuera de lo normal y cuando las condiciones de trabajo son insólitas, tenemos que adaptarnos a las circunstancias.
Habitualmente los fabricantes de carretillas elevadoras diseñan aparatos pensados para condiciones de trabajo que se consideran standard. Pero en los últimos años hemos visto que algunas marcas han lanzado al mercado modelos de carretillas elevadoras para pasillo estrecho. Este tipo de carretillas elevadoras están pensadas para este estilo de almacenes específicos.

carretilla elevadora gran carga

Aunque lo habitual es que las empresas de transporte y almacenaje diseñen sus almacenes de acuerdo a las características de las carretillas elevadoras standard, la realidad es que esto no siempre es así y como profesionales del transporte nos podemos encontrar con que tenemos que ir a trabajar a almacenes en los que los pasillos son más estrechos de lo habitual.
Para estas circunstancias, la industria automovilística ha diseñado carretillas elevadoras estrechas. En siglas habitualmente se indican este tipo de carretillas elevadoras como VNA (very narrow aisle). Este tipo de carretillas se caracterizan por su versatilidad y por se capacidad de adaptación a los espacios más reducidos. Para ello, las carretillas elevadoras para almacenes estrechos, cuentan con un diseño un poco diferente al de las carretillas elevadoras tradicionales.

Carretillas elevadoras que se adaptan a los almacenes más estrechos

Por ejemplo, este tipo de carretillas elevadoras para almacenes estrechos cuentan con un sistema especial para manipular los palets lateralmente. Además, la parte delantera puede girar antes que los ejes para poder girar en pasillos que sean demasiado estrechos.
Este tipo de carretillas elevadoras para almacenes estrechos se adaptan a cualquier circunstancia. Hay modelos que pueden trabajar con cargas de hasta casi 15 metros de elevación, mientras que pueden transportar cargas de alrededor de 1,5 toneladas. En función de las características del tipo de carga que queramos transportar, podremos elegir unos modelos u otros.
Pero lo que verdaderamente distingue a este tipo de carretillas elevadoras es que ciertamente son muy estrechas. Hay modelos que se adaptan perfectamente a almacenes de 1460 milímetros de anchura en los pasillos. El diseño de estas carretillas elevadoras es fundamental para que podamos adaptarnos a la máxima exigencia y seguridad en el almacén, consiguiendo la máxima productividad en el trabajo aún en condiciones extrañas o adversas.
Leer  Si conduces una carretilla elevadora no olvides...

También hablamos de ...