Seleccionar página

Si acabamos de realizar un alquiler de carretillas elevadoras para gestionar con estos vehículos el traslado de mercancía pesada en el almacén de nuestra empresa nos será muy útil conocer algunos consejos del mantenimiento de las carretillas.

Uno de los elementos que más desgaste sufren y que conviene revisarlos adecuadamente para conseguir alargar su buen estado y funcionamiento son los neumáticos. Pero, ¿qué debemos mirar de las ruedas? La presión de éstas es algo imprescindible a comprobar ya que si no es la adecuada acortaremos su vida útil, consumiremos más combustible del necesario y también tendremos más dificultad en la conducción.

En este sentido, cuando queramos empezar a usar el vehículo o vehículos que hemos contratado mediante el alquiler de carretillas deberemos aflojar la tapa de la válvula para medir y ajustar la presión con un manómetro según las características técnicas especificadas por el fabricante de la rueda. También aprovecharemos para comprobar si hay o no pérdidas de aire por la válvula. Y por último, en la revisión de los neumáticos es aconsejable que miremos el estado de las tuercas para descartar que éstas estén dobladas. Si es así, entonces hemos de cambiarlas por otras para evitar daños en las ruedas.

Importancia de revisar la presión de las ruedas de la carretilla elevadora

Si al comprobar la presión de las ruedas del vehículo que hemos adquirido mediante un alquiler de carretillas vemos que la presión es muy alta corremos peligro de explosión del neumático o de que se salga de la llanta. En este caso, inmediatamente hay que ajustar la presión de la rueda según la que se indica en el manual de instrucciones del vehículo.

Leer  Pautas para elegir el mejor modelo de compra o alquiler de una carretilla elevadora

Pero, ¿a qué otros factores puede afectar una inadecuada presión de las ruedas? Pues, por ejemplo, una presión insuficiente podría condicionar la adherencia de la llanta al suelo ya que afectaría a su inestabilidad y directamente al comportamiento de la carretilla en su desplazamiento. Además, si la presión de las ruedas del vehículo que hemos  contratado por alquiler de carretillas no es la indicada por el fabricante también cambiará la distancia de frenado.