Las ventajas de alquilar una carretilla elevadora

El alquiler de una carretilla elevadora puede ser una opción muy recomendable en el caso de usos puntuales de este tipo de herramienta. Pudiendo optar también por carretillas elevadoras de segunda mano si piensas que puedes utilizarlas más de una vez, contar con opciones alternativas a la compra de una carretilla elevadora nueva, resultan muy prácticas para los usuarios ocasionales.

El mercado de las carretillas elevadoras ha ido evolucionando con los años junto con el resto de la tecnología dentro del sector de la logística. Si bien anteriormente era común comprar una carretilla elevadora para cualquier uso y asumir los costes que genera su uso y amortización, en la actualidad, el mercado se ha adaptado con la creación de empresas que se animan a ofrecer su propia maquinaria en formato renting para ofrecer así a los consumidores la opción de utilizar carretillas elevadoras de segunda mano por un precio asequible.

Algunas de las ventajas que el renting de carretillas elevadoras ofrece

 

  • Carretilla elevadora nueva y amortizable: si decides adquirir una carretilla elevadora nueva, tendrás la opción de usarla con las ventajas de utilizar un producto nuevo pero contando con la opción de poder aprovechar el renting posteriormente para alquilarla y recuperar la inversión e incluso obtener un beneficio adicional.
  • Aprovechar una cuota fija durante la duración de todo el contrato de renting, evitando gastos imprevistos y pudiendo deducir el IVA. Esto evitará sorpresas en el presupuesto y permitirá a la organización tener una mayor planificación sobre los gastos, ya que aunque se necesiten reparaciones, el responsable del renting deberá hacerse cargo y asumir el coste de las mismas.
  • Posibilidad total o parcial de financiación, ofreciendo así una mayor flexibilidad en los pagos, junto con un coste menor al de adquisición, incluso cuando se habla de compra de carretillas elevadoras de segunda mano.
  • Ventajas económicas y fiscales: no consumirá recursos financieros, sin tener influencia sobre el activo y el pasivo y mejorando el fondo de maniobra, entre otras ventajas. Todo buenas noticias para las cuentas de la empresa.
  • Opción de compra: cuando el renting finaliza, los clientes tiene la opción de quedarse con la carretilla elevadora, teniendo así la opción de pasar a disponer de una carretilla elevadora de segunda mano sin ningún coste adicional después de las cuotas (que permiten mayor flexibilidad al desembolsar menores cantidades mensuales) o bien cambiarla por una carretilla elevadora nueva, obteniendo así el máximo rendimiento.

Así pues, el renting le ofrece una amplia flexibilidad a la hora de disfrutar del servicio de carretillas elevadoras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies