Dudas ante un alquiler de carretillas: la importancia de los neumáticos

Cuando hablamos de alquiler de carretillas nos fijamos en un montón de detalles, pero en muchas ocasiones pasamos por alto un aspecto fundamental: la calidad y el estado de los neumáticos, que es fundamental para la seguridad en el trabajo. Es importante que seamos conscientes de que cuando estamos al mando de una carretilla elevadora que no tiene los neumáticos apropiados estamos incrementando las posibilidades de sufrir un accidente, ya que su mal estado resta estabilidad al vehículo y reduce la productividad.

Para conocer cuál es el estado de los neumáticos cuando alquilamos una carretilla debemos realizar varias comprobaciones. Aparentemente puede ser que, con la carretilla vacía y sin ningún tipo de carga, todos los neumáticos pasen la prueba y creamos que son apropiados para realizar nuestro trabajo. Pero cuando empezamos a cargar y el peso se acerca al límite de capacidad del vehículo, empezamos a notar la verdadera diferencia que existe entre llevar los neumáticos correctos y unos neumáticos inapropiados.

Cómo comprobar el estado de los neumáticos en el alquiler de carretillas elevadoras

Sabremos que nuestra carretilla de alquiler no lleva los neumáticos adecuados cuando no se desplaza en línea recta sino que tiende a desviarse a los lados, y si durante el frenado y en las curvas perdemos un poco el control del vehículo. Esta sensación de inseguridad inquieta al operario, que tiene que realizar su trabajo más lentamente y por consiguiente ralentiza el ritmo y velocidad.

La principal motivación que muchos propietarios de carretillas de alquiler tienen para equipar estos vehículos con neumáticos baratos es, obviamente, su precio más bajo. Al ser más suaves tenemos la impresión de que la conducción será más cómoda, pero en realidad lo que ocurre es que aumentan la vibración de la carrocería y puede ser que reduzcan el rendimiento de la batería o del combustible.

Un consejo que podemos dar sobre la elección de neumáticos es tener en cuenta las características de la superficie en la que vamos a trabajar. Si el suelo no es de buena calidad, es mejor que escojamos unos neumáticos más cómodos. Si el suelo es de calidad, deberíamos elegir neumáticos diseñados para incrementar la estabilidad para tener más confianza y seguridad.

Así pues, no tenemos que obsesionarnos con los precios. A la larga, vale la pena invertir en unos neumáticos adecuados ya que aumentamos la productividad y combatimos la siniestralidad laboral. Es conveniente seguir las recomendaciones del fabricante y emplear las marcas y modelos de neumáticos que nos recomienden.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies