1. ¿Qué tipos de carretilla elevadora existen?
Contrapesada: Eléctricas y térmicas
Contrapesada de 3 ruedas
Retráctil
De carga lateral
Teletruck

¿Qué tipos de carretilla elevadora existen?

Del mismo modo que hay diferentes tipos de coches y de motos, que se adaptan a distintas necesidades según el uso que queramos darle, en las carretilla elevadora ocurre lo mismo: cada modelo nos puede ser más práctica para un uso u otro determinado. Nadie emplearía un Ferrari para atravesar el desierto, de la misma manera que una moto de trial no es la más adecuada para circular por la ciudad.

En el ámbito de las carretillas elevadoras de ocasión, de alquiler… ocurre lo mismo. Los profesionales de la logística y del sector industrial nos encontramos con diversas necesidades, atendiendo al tipo de carga o al tipo de transporte, y sabemos que no todas las carretillas son las más adecuadas para hacer todo tipo de trabajo. Los fabricantes, conociendo las necesidades del mercado, han diseñado diferentes tipos de vehículos que se adaptan a los requerimientos específicos de cada trabajador.

Una carretilla elevadora para cada necesidad y usos
Como profesionales del transporte y de la logística, conviene que conozcamos los modelos que hay en el mercado, y después de hacer un análisis de sus características y prestaciones, podremos saber cuál es la que se ajusta a lo que queremos. Usar el modelo adecuado es fundamental para mejorar la seguridad y la productividad en el trabajo. Con la carretilla adecuada ganamos tiempo y reducimos el riesgo de sufrir accidentes laborales.

Carretilla elevadora contrapesada

Las carretillas elevadoras contrapesadas son el típico modelo con horquillas en la parte frontal del vehículo. Se suelen emplear para cargar y descargar estanterías. Son las más habituales.

La principal característica que podemos destacar en ellas es su capacidad para poder manipular grandes pesos. Para que este tipo de carretillas sean capaces de funcionar en estas condiciones, disponen de un contrapeso en la parte posterior. La función de este contrapeso no es otra que contrarrestar la fuerza que se ejerce durante el proceso de carga, de manera que se consigue manipular grandes pesos sin que el vehículo llegue a volcar ni se ponga en peligro la integridad del piloto.

El inconveniente de estos modelos es que la capacidad de elevación de un vehículo de este tipo es un poco más limitada que en otro tipo de máquinas industriales. En condiciones de trabajo habituales podremos emplearlas sin problemas hasta los cinco o seis metros de altura cuando manipulamos los palets.

Si en nuestra empresas optamos por alquilar o comprar una de ellas, deberemos tener en cuenta algunas consideraciones que afectan al tamaño del almacén y de las estanterías. Por ejemplo, en el caso de este tipo de carretillas la anchura del pasillo necesaria para poder maniobrar entre las estantería es de entre 3,5  y 4 metros, aproximadamente.

Carretillas elevadoras contrapesadas eléctricas y térmicas

Existen dos tipos de carretillas contrapesadas: las eléctricas y las térmicas.

Las eléctricas

Las carretillas contrapesadas eléctricas son apropiadas para operaciones en almacenes que se encuentran tanto en interiores como también al aire libre. Están disponibles en tres y cuatro ruedas y, según el fabricante, tenemos la posibilidad de elegir entre versiones con distinto voltaje, de entre 24 y 80. La capacidad de carga también depende del modelo, y oscila entre 1 y 8,5 toneladas.

Carretilla contrapesada eléctrica

Las térmicas

Las carretillas contrapesadas térmicas son las que habitualmente se emplean para transportar carga en almacenes que se encuentran en el aire libre. Pueden ir propulsadas o bien con combustible diesel, o bien con gas licuado de petróleo. Al igual que las eléctricas, la capacidad de carga está entre 1 tonelada y las 8,5, según el modelo.

Carretilla contrapesada térmica

Carretilla elevadora contrapesada de 3 ruedas

Una variante del modelo anterior es la carretilla elevadora contrapesada de 3 ruedas. La principal diferencia es que sólo tiene una rueda de tracción que está ubicada en la parte central de la zona de atrás. Este modelo es ideal para espacios reducidos en los que buscamos la posibilidad de maniobrar al máximo.

Carretilla elevadora contrapesada de tres ruedas

Carretilla elevadora retráctil

A la hora de acudir a la empresa que gestiona el alquiler de carretillas o las vende para tu almacén, deberías plantearte cuál es el vehículo que más te conviene de acuerdo con las características de tu nave. Es un error muy habitual pensar que hoy en día los fabricantes diseñan estos vehículos pensando en que son ideales para cualquier tipo de almacén. Sí que es cierto que procuran diseñarlas adaptables a diferentes entornos, pero el ámbito del trabajo requiere de especialización, por lo que conviene alquilar o comprar una que cumpla las características que necesitamos.

Para empezar, deberíamos saber qué es exactamente una carretilla retráctil y ver si realmente se ajusta a lo que podemos necesitar y pedir a nuestra empresa proveedora.

¿Que es una carretilla retráctil?

Una carretilla retráctil es un vehículo que está preparado para realizar transporte horizontal y apilamiento en almacenes. Lo que los mozos de almacén y conductores de carretillas valoran, en estos modelos, su capacidad de aceleración y su facilidad para la conducción. Para ello es preciso que el vehículo esté preparado para realizar un óptimo movimiento de palets, y que el vehículo esté preparado para trabajar con alturas de elevación de hasta 12,5 metros y cargas de entre 1,2 y 2,7 toneladas, dependiendo del modelo.

La capacidad de carga y la altura de elevación marcan la pauta

Las carretillas retráctiles son las ideales para apilar las mercancías en bloque, para el almacenamiento compacto, así como para la manipulación de cargas largas. En muchas empresas de alimentación veremos en sus almacenes carretillas de este modelo, pues por lo general están preparadas desde el punto de vista técnico y tecnológico para trabajar en grandes almacenes frigoríficos. Las más modernas cuentan además con novedosos sistemas de seguridad que mejoran el proceso de carga y manipulación de la misma, así como la ergonomía del operario.

Carretilla elevadora retráctil

Básicamente, a la hora de alquilar o comprar una, nos tendremos que fijar en el tipo de carga y en las características del almacén. La altura de elevación, hasta 8 metros en los modelos más básicos y de hasta 12,5 en los modelos más profesionales, y la capacidad de carga, de entre un máximo de 1,2 toneladas a 2,7 en los modelos más grandes, marcan un poco las tendencias en este ámbito profesional.

Si trabajamos en almacenes muy grandes o de mucha altura podemos necesitar una que tenga un carro tenedor extensible para poder alcanzar distancias muy elevadas.

Carretilla elevadora de carga lateral

Estos modelos son para trabajar en entornos muy particulares o con tipos de carga muy específicos, como las cargas anchas o largas (maderas, tuberías, etc).

Carretillas elevadoras teletruk

En el mercado encontramos también las carretillas elevadora teletruk, que prescinden del mástil vertical y disponen de una pluma telescópica.